Archivo mensual: julio 2011

Veinte

Yo, que las detesto, tal vez acabe algún día convirtiéndome en un experto en ellas. Está claro que me persiguen, aunque apenas hayan logrado nunca subírseme encima. Hoy casi lo ha conseguido una, aunque nunca sabré si estaba todavía viva … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Diecinueve

A punto de salir hacia el centro. Mi intención es volver a horas prudentes, pues mañana debo estar fuera de casa antes de que llegue la señora de la limpieza hacia las doce y media. La suciedad se ha ido … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Dieciocho

No hay luz suficiente para que se requiera una sombra, ni suficiente luz para interponerle un obstáculo que cree una sombra, ni luz suficiente o bastante para encender las pupilas, acariciar la mirada y, a través de los laberintos de … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Diecisiete

De esas madrugadas o mañanas de regreso a casa, cansado, después de horas azuzadas por deseos inútiles, ¿qué podría contar? Últimamente tomo un autobús: he descubierto que es más cómodo, aunque tarde más, pues desde que entro hasta que bajo … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Dieciséis

Soñaba contigo en otro sueño, muchacho que dormías a mi lado, y la primera imagen ―primera en el recuerdo que me queda, tal vez no la primera en el sueño― era tu cuerpo hundido hasta los hombros en una especie … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Quince

Acaba uno en cualquier sitio, arrastrado ―no, no hay ningún arrastre, solo un mero descendimiento aunque las calles sean en su mayoría rectas, ni siquiera una caída con sus vértigos, sus ahogos o aullidos― por señales que no lo serían … Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario